jueves, 25 de mayo de 2017

Lo bueno, lo extravagante y lo Flash del #Arrowverse

Este año las series del Arrowverse; Arrow, The Flash, Legends of Tomorrow y Supergirl; tuvieron un fascinante y espectacular crossover, pero, ¿cómo les fue a cada uno por separado y cuáles son sus planes para el futuro? Aquí el balance de las series del universo televisivo de la CW. 

 Arrow Rises 

Una de las mayores dificultades que Arrow ha tenido en sus 5 temporadas es el desgaste en su creatividad. Todos podemos concordar en que la cuarta entrega ha sido la más débil mientras que la segunda fue la mejor porque el enemigo principal fue Slade Wilson (Manu Bennett), cuya amistad con Oliver Queen (Stephen Amell) fue explorada durante la primera y segunda temporada. Sinceramente no esperaba mucho de la quinta temporada, pero terminó siendo una de las más épicas, incluso me atrevería a decir que con el season finale se ha coronado como la mejor temporada de la serie. 



Cuando los productores de Arrow dijeron que iban a volver a sus raíces, pensé que solo era una frase trivial, pero lo hicieron literalmente. Adrian Chase (Josh Segarra) como Prometheus ha sido una macabra mente brillante que se ha aprovechado del pesado pasado de Oliver para crear su diabólico e ingenioso plan. Prometheus es uno de los mejores villanos en la historia de Arrow en todos los niveles; en el plano físico, en el plano estratégico y es hasta ahora es el único némesis de Oliver que lo ha quebrado en el plano psicológico lo que significa que también lo ha fortalecido como héroe. Lo que siempre se ha dicho que es solo puedes medir a un héroe por su enemigo y Chase no solo ha sido un desafío para Oliver sino también una consecuencia de sus acciones como The Hood cuando solo le interesaba eliminar los nombres de la lista de su padre en la primera temporada. 


 Prometheus "Did you ever think about why I chose the name Prometheus? He challenged the omnipotence of the gods. You see, because, like you, they play judge, jury, and executioner. But Prometheus took away their power." 

Arrow es genial otra vez porque se ha apoyado en su rica historia, ha rebuscado su pasado para aclarar su presente, no ha dejado cabos sueltos, ha lidiado con sus plot holes y con sus traumas. Los flashback, incluyendo los que no tienen que ver con la isla, complementan a la perfección la historia del presente, el nuevo team Arrow es diferente y no le roba la atención al team Arrow original, cada uno tuvo su propio arco que a su vez servía para explorarlos en el plano personal y aportaba a la historia en general, se trajo de vuelta a varios fanfavorites, incluyendo Katie Cassidy aunque esta vez como Black Siren, y hasta han dejado la puerta abierta para futuros enemigos como Bratva y el Vigilante para la sexta temporada. 


 Mejor episodio de la temporada: Kapiushon 

En el aspecto psicológico, “Kapiushon” es el mejor capítulo de la temporada porque ha tenido una suerte de vibra de Dexter con la tortura de Chase quien logra que Oliver confiese que le gusta matar. Pero el season finale “Lian Yu” sin dudas ha sido más que glorioso gracias que Oliver ha tenido que reclutar a Slade Wilson, Nyssa Al Ghul (Katrina law), Malcolm Merryl y a Captain Boomerang para rescatar al equipo Arrow y a su hijo. Después de la batalla final entre el equipo Prometheus y el nuevo equipo Arrow, nos han dejado un señor cliffhanger con las bombas explotando y destruyendo la isla donde todavía estaba el equipo Arrow, esto luego que Adrian Chase se suicida frente a William y Oliver, todo era parte del gran plan maestro del Chase por si Oliver no lograba matarlo. 


 Hasta se mejoró Olicity: “Underneath” exploró la relación Oliver y Felicity 

 No diría que Arrow aprendió de sus lecciones, sino que abrazó lo que lo hizo popular en primer lugar y se mejoró en todo sentido. Es muy difícil que una serie en su quinta temporada consiga recomponerse de esa forma, pero ciertamente Arrow lo ha hecho con creces y ahora tiene el desafío de mantener esa calidad en su sexta temporada. 


 Si es que todos sobreviven claro 

 Legends of Tomorrow: Disfrutando la extravagancia 

 En varias oportunidades he dicho que Legends of Tomorrow es El Ministerio del Tiempo con Superhéroes y es que la clave del éxito de la serie española es que no se toma demasiado en serio y Legends se está dando cuenta que su mayor fortaleza es disfrutar la extravagancia de sus viajes en el tiempo. En su segunda temporada, Legends of Tomorrow ha viajado a diferentes épocas, incluyendo la Guerra Civil, y ha colocado varias figuras históricas en su trama, - George Lucas, JRR Tolkien, Al Capone -, pero el McGuffin de todo el trama es "The spear of destiny", un objeto sobrenatural que tiene el poder de reescribir la realidad. Las Leyendas tienen que evitar que la Legion of Doom, conformado por Eobard Thawne (Matt Letscher), Damian Darhk (Neal McDonough), Malcolm Merlyn (John Barrowman) y Leonard Snart (Wentworth Miller) , utilice este instrumento a su favor. Por supuesto, las Leyendas logran su cometido después de que la Legión cambió la realidad por un capítulo, sin embargo, tras salvar el mundo se generan nuevas aberraciones temporales que tendrán que arreglar en la tercera temporada. 



 Una de las mejores decisiones de la producción fue colocar a Sara Lance  (Caity Lotz) como la nueva capitana de las leyendas. Ella no es la típica heroína, pero tiene buenas intenciones, de hecho, es un excelente reflejo de este grupo atípico que tiene la estrategia de improvisar todos sus planes. Del mismo modo, la inclusión de Nate Heywood es un punto a favor porque como historiador nos explica el contexto del tiempo en el que se desarrollan las misiones y la mitología detrás del Spear of destiny, y su personalidad de fanboy refrescaba la dinámica del grupo. Gracias a su carisma, Nick Zano se logró complementar con las Leyendas. Es como una versión mucho más cool que Ray (Brandon Routh). Sin embargo, la serie sigue teniendo el problema de poner en una relación a dos personajes que no debería. Aunque Amaya Jiwe (Maisie Richardson-Sellers) y Nate tengan más química que Ray Palmer y Kendra Saunders, realmente su historia no tuvo mucha coherencia y ya sabemos el final, Amaya tendrá que volver a su tiempo para tener una hija y que esta a su vez también tenga otra hija, pero bueno, querían ponerle una cuota dramática, aunque no lo necesitan. 


 El mejor intro de la serie viene cortesía de Mick Rory: "Seriously. You idiots haven't figured this out by now? It all started when we blew up the Time Pigs - the Time Masters. Now history's all screwed up and it's up to us to un-screw it up, but half the time we screw things up even worse. So don't call us heroes; we're something else. We're Legends! Who writes this crap, anyway?! 

 ¿Cómo es que Legends of Tomorrow se convirtió en una de las mejores series de superhéroes de la CW? La respuesta es fácil, se ha divertido consigo misma. Pese a tener un sin número de posibilidades gracias a sus viajes en el tiempo, la primera temporada de Legends tenía un tono que no encajaba, no se salía de su zona de confort, pero ahora la serie se aprovecha de sus propias peculiaridades, insertó un humor meta, se llenó de referencias a la cultura pop y de los guiños a los cómics, pero sobre todo se valió fanservice sin abusar del mismo. Vamos, incluso hemos tenido humor en con los malos con ese bromance entre Damian y Malcolm o esa interacción entre Thawne y Ray en el Apollo 11. 


 Mejor episodio: Legion of Doom 

Supergirl: El problema Mon 

El El entusiasmo de la mudanza de la CBS a la CW duró la mitad de la temporada cuando nos damos cuenta que aunque Supergirl es la protagonista no tuvo una historia propia, mientras que los demás sí. Se supone que la CW le iba a dar más libertad a Supergirl pero el tener varios arcos; James Olsen (Mehcad Brooks) decide ser el vigilante conocido como el Guardian, Winn Schott (Jeremy Jordan) es el sidekick de Guardian, la conexión de J'onn J'onzz (David Harewood) y M’gann M’orzz (Sharon Leal), la salida del closet de Alex Danvers (Chyler Leigh), Sanvers, la introducción de Lena Luthor (Katie McGrath) como una amiga de Kara Danvers (Melissa Benoist), la invasión Daxamita, Cadmun y Mon El (Chris Wood), no funcionó por la independencia de cada historia entre sí. Toda la segunda temporada se sintió desordenado como si no hubiera tenido una dirección concreta. 



La gran pregunta es cuál fue el argumento de Supergirl en esta entrega. La primera temporada de Supergirl estuvo centrado en el camino de Kara como superheroína, en teoría, la segunda entrega debió ser el balance entre lo que significa ser Supergirl y Kara. La propia Kara rompió con James en el primer capítulo porque quería concentrarse en ser una heroína y capítulos después se olvidó de su trabajo y de su personalidad para estar con Mon-El. Uno de los aspectos más destacables de Supergirl es que es una plataforma política liberal y feminista, al menos en los momentos en que la historia no giraba alrededor de Mon-El. 


Tyler Hoechlin como Superman trajo de vuelta la personalidad optimista del superhéroe y tuvo la caballerosidad de no robarle la atención a Supergirl 

Estaba tan preocupada porque la presencia de Superman iba a opacar a Supergirl en los episodios en los que jamás se me ocurrió que pensar que Supergirl estaría bajo la sombra de Mon-El. Ahora la queja no es porque sea una relación tóxica o porque Supergirl no puede estar en una relación sino por el nivel de importancia que se le dio a Mon-El cuando el personaje solo da para un alivio cómico y un sidekick. Muchos han criticado que "El problema Mon-El de Supergirl" porque Mon El prácticamente acaparó todo el protagonismo e incluso se le quiso colocar como la persona más importante en la vida de Kara cuando se supone que esa es Alex e intentaron minimizar o borrar lo significativo que fue relación de James y Kara. 


 El problema Mon El notado por todos los medios especializados 

 Pero vamos a lo positivo, hay que reconocer la forma realista en la que se trató el descubrimiento de la sexualidad de Alex Danvers. También hay que resaltar la manera en que se insertó a Supergirl en el universo de Arrow y sus interacciones con Oliver y con Mick Rory. Del mismo modo, la introducción Lena Luthor también ha sido enigmático. Cualquiera podría decir que la construcción de esta amistad debería ir por el mismo camino trágico que llevó a Clark y a Lex a ser enemigos en Smallville, pero los productores parecen interesados a cambiar la dinámica Super-Luthor, no obstante, Supergirl sí necesita tener un enemigo concreto y quizás a largo plazo después de establecer una fuerte amistad entre Kara y Lena, el colocarlas como enemigas podría ser ese giro trágico que beneficiaría la serie porque Kara intentaría salvar a Lena de la oscuridad del mismo modo que Batman trata de salvar a Harvey Dent y Oliver a Slade Wilson. 


 Mejor episodio: Alex 

Si bien la CW le aportó más libertad creativa a Supergirl, el hecho que la producción se mudara de Los Ángeles a Canadá, le restó Calista Flockhart al elenco y la ausencia de Cat Grant dejó un vacío muy grande porque Grant era más que una suerte de mentora para Kara y una confidente para Supergirl, era más que sus comentarios sarcásticos, era esa cuota de poder femenino y voz de la razón que desesperadamente necesita la serie. La sola presencia de Grant en los dos últimos episodios logró salvar el final de la temporada y puso a Supergirl en el camino correcto de nuevo. Sigo pensando que Supergirl estaría mejor en Legends of Tomorrow y no en su propio show, pero ya tienen una tercera temporada y algo me dice que aunque hayan terminado con Mon-El huyendo de la Tierra, van a encontrar un modo de regresarlo. De todas formas, lo único que pido es que se priorice a Kara y que se balancee las demás historias. 


Cat Grant salva a Supergirl 

 The Flash: La temporada más frustrante 

 El Arrowverse tiene un patrón; cada vez que tiene una nueva serie descuidan otra. La segunda temporada de The Flash es una de las mejores porque tenía toda la concentración del equipo del Arroverso pero se descuidó a la tercera y cuarta temporada de Arrow. Este mismo equipo se encargó de arreglar los problemas en Legends, que ahora es la mejor serie del universo televisivo de la DC, y en el proceso se descuidó The Flash, que antes ostentaba ese título. 



El problema de The Flash es que se caracterizó por su energía fresca y esperanzadora, incluso en los momentos más trágicos, pero toda la temporada fue un tropezón tras otro, comenzado por el hecho que Flashpoint duró solo un episodio y continuando con el retorno de Barry Allen (Grant Gustin) a una nueva realidad donde ya no eran esos personajes que adoramos por su positivismo; Cisco Ramon (Carlos Valdés) estaba mal, Iris (Candice Patton) y Joe (Jesse L. Martin) estaban peleados, Caitlin Snow (Danielle Panabaker) aparentemente estaba bien, pero el grupo estaba roto. Por supuesto, parte de la lección de Barry era recomponer al grupo y arreglar su error. Para mala suerte de la serie, como el mismo Jay lo explicó en el primer episodio, no puedes reparar algo que no está roto y The Flash no estaba roto, solo un tanto desgastado. Después de dos temporadas en donde Reverse Flash asesinó a la madre de Barry y Zoom asesinó a su padre, una tercera historia con un nuevo villano que mata a Iris West, el amor de la vida de Barry, se siente repetitivo y nada de creativo.


 Iris muere La gran -totalmente previsible- revelación que Savitar era Barry del Futuro o mejor dicho la versión Dark de Barry del futuro dejó mucho que desear, al igual de los otros plot twist - incluyendo la cantada muerte de HR tras suplantar a Iris como la víctima de Savitar y es que con todas las críticas tras la muerte de Laurel en Arrow, no había forma que los escritores pudieran matar a Iris -, pero el problema a no era que todos vimos venir los giros, el problema fue la ejecución y el hecho que estos plot twist fueron revelados de manera anticlimática. En el caso de la revelación de Savitar, se demoraron demasiado en confirmar la teoría de que se trataba de un remanente del tiempo de Barry y en el caso de la "muerte" de Iris se dio en los primeros minutos del final de la temporada.


 Mejor episodio: Invasion!, el comienzo del primer e impresionante crossover 

De las cosas a rescatar de esta temporada es el arco de Caitlin- Killer Frost, creo que es la primera vez que tiene una historia propia que no se apoya en enamorarse del malo o del héroe, la introducción de Gibsy, genial contraparte de Cisco, Wally (Keiyan Lonsdale) como Kid Flash y la reaparición de Jay Garrick. Personalmente creo que la tercera temporada ha sido frustrante porque pese a su buen potencial, la mayoría de episodios se sintieron como rellenos, especialmente el segundo crossover con Supergirl, el famoso musical, fue el equivalente de un clickbait televisivo. Para la cuarta temporada, The Flash necesita ser una especie de reboot de sí mismo e ir por el camino del Arrow y volver a sus raíces.


 Creo que mataron a HR para poder traer otra versión de Tom Cavanaguh porque es como la “Tatiana Maslany” de The Flash. 


¿Qué depara el futuro para estos superhéroes? 

La CW ya anunció que habrá un nuevo crossover en el Arrowverse, solo que esperemos que esta vez toda la gente de Supergirl también se haga presente. Vamos, sería entretenido ver a Winn y Cisco interactuar, a Sara y a Alex pelear juntas, a James e Iris… De todas formas, lo genial de las series del Arrowverse es que cada una tiene un estilo propio que las distingue de sí misma. Arrow tiene un tono más dramático y serio, The Flash se apoya más en su rica historia en los comics, Legends of Tomorrow tiene un sinfín de posibilidades gracias a su humor meta y sus viajes en el tiempo y Supergirl promueve un mensaje de esperanza ante la adversidad. 



 La CW ha construido un fantástico universo televisivo que se sigue ampliando, aunque por el momento Black Lightning no será parte de los crossovers del Arrowverse, de todas formas hay una posibilidad de que puedan cruzarse si es que usamos la teoría del multiverso, pero además, la cadena tienen entre sus planes realizar una serie sobre los Titanes. En ese sentido, el principal reto de la producción es resolver es el patrón de no descuidar una serie por otra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario