domingo, 21 de mayo de 2017

#Getout: Suspenso y prejuicio

Get out de Jordan Peele es un gran ejemplo de cómo se puede innovar un género utilizando viejas técnicas de suspenso añadiéndole un fuerte contenido social. La película no necesito toneladas de sangre y ni si quiera violencia, solo necesitó jugar con las expectativas y con los prejuicios para generarnos una sensación incomoda. En Get Out, la pareja principal es Chris (Daniel Kaluuya) y Rose (Allison Williams) va a visitar a la familia de Rose, siendo Chris el único afroamericano en el pueblo, una vibra rara acompaña las escenas de sus interacciones con demás e incluso con los otros afroamericanos que trabajan en la casa. 



Según Alfred Hitchcock, la diferencia entre la sorpresa y el suspenso es la información que le presentas al público y Get out hace uso de esta técnica de una manera inesperada ya que se enfoca siempre en la racismo. El público asume que todos se comportan de manera extraña con Chris porque es afroamericano, pero el giro en la historia es que estas personas en realidad ven a la raza de afroamericana de una forma superior y buscan aprovecharse de esta cualidad. La mamá de Rose hipnotiza a Chris porque la familia tiene un programa especial que traslada la conciencia de los viejos ricos en jóvenes afroamericanos que eran reclutados por Rose. Hay que destacar el talento de Allison Williams y es que durante gran parte de la película Rose fue la novia perfecta y comprensiva pero en el momento clave se revela que su rol principal era reclutar a estos jóvenes, entonces, su temple cambia y tenemos ante nuestros ojos a toda una cazadora. 



Chris logra salvarse de la operación al luchar por su liberad y en su escape asesina a la mitad de la familia de Rose pero no logra matarla a ella. En la última escena, las sirenas de un auto hacen que Chris se rinda y alce las manos, asumimos lo peor, que pese a que es la víctima, lo van a culpar de toda esta masacre… sin embargo, quien se baja del auto es su amigo. De ese modo, Get out ha probado que no necesitas secuencias llenas de sangre ni efectos especiales ni criaturas sobrenaturales generar terror, solo necesitas jugar con las expectativas y emociones del público. En ese caso, la intriga gira alrededor del prejuicio y la musicalización estuvo perfecta para crear una tensión en el aire. Hasta el mismo poster es una prueba de esta idea, vemos a Chris con los ojos llorosos y lo primero que pensamos es qué escena brutal está presenciando para ponerse así pero resulta que no está viendo ninguna tortura, no solamente está recordando cómo se sintió cuando murió su mamá. 



El final alternativo

Personalmente, considero que el final que vimos en el filme es perfecto porque es una suerte de victoria para el protagonista, sin embargo, desde un punto de vista cínico, el final alternativo es mucho más terrorífico. Según ha revelado el director, Jordan Peele, las autoridades encuentran a Chris justo cuando está ahorcando Rose y obvio, Chris termina en la cárcel sin decir una sola palabra de lo que pasó porque nadie le creería así como nadie le creyó a su amigo cuando reportó su desaparición.



 El director tuvo varios finales alternativos para esta historia, sin embargo, el que se ve en el cine es coherente y el final alternativo quizás hubiera sido más realista, pero al mismo tiempo hubiera dejado un sabor demasiado amargo, mientras que el final original deja al espectador satisfecho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario