domingo, 26 de febrero de 2017

#Oscars: #MoonlightGate Paso por paso

Un extraño error se dio en los Premios de la Academia, al dar a conocer el ganador a Mejor Película,  Los actores Faye Dunaway y Warren Beatty se equivocaron ¿al leer la tarjeta? que daba como ganador. En realidad, la primera señal que algo estaba mal se dio cuando Beatty se demoró en anunciar a la película ganadora y Dunaway asumió que lo hizo a modo de suspenso, entonces, fue ella quien dio a conocer al ganador y como consecuencia La La Land fue por unos segundos la mejor película. Sin embargo, mientras todos celebraban y daban sus discursos, se veía un desorden y un cambio en la cara de Damian Chazelle. 



Es entonces que el productor de La La Land, Berger. Horowitz, se acercó al micro y aclaró: “Lo siento, hay un error. Moonlight, ustedes ganaron a Mejor película”, pero no se trataba de un gesto amable, se trataba de enmendar el error de Beatty y Dunaway. En medio de toda la confusión, el presentador Jimmy Kimmel trató de sacarnos una risa culpando a Steve Harvey, quien tuvo una metida de pata similar en el Miss Universo del 2015.





Nuevamente antes de que la gente de Moonlight pueda celebrar su merecido Oscar, Beatty trató de explicarse. “Quiero decir qué pasó. Abrí el sobre y decía: ‘Emma Stone, La La Land'”. Por eso miraba a Faye. No estaba tratando de ser gracioso”.


Emma Stone y Ryan Gosling viendo al equipo de Moonlight finalmente dando su discurso de agradecimiento.

Hollywood Reporter ha revelado que PricewaterhouseCoopers suele crear dos juegos completos de sobres de los ganadores y es posible que Beatty agarrar por error uno de esos sobres. Cabe recalcar que el protocolo en estas ceremonias es entregarle el premio y el sobre a los ganadores, razón por la cual Emma Stone tenía su sobre con su nombre cuando se dio este error.


Mediante un comunicado, PwC señaló; “Nos disculpamos sinceramente con Moonlight, La La Land, Warren Beatty, Faye Dunaway, y los espectadores de los Oscar por el error cometido durante el anuncio del premio a la Mejor película. A los presentadores se les dio por error el sobre equivocado y cuando fue descubierto, se corrigió de inmediato, Actualmente estamos investigando cómo pudo haber sucedido, y lamentamos profundamente que esto haya ocurrido”.




Entonces, todo fue un simple error, sin embargo, vale la pena resaltar que la solución no fue inmediata. Pasaron 2 minutos para que Jimmy Kimmel tratara de aclarar el tema. Para algunos este error le ha costado el momento de gloria a Moonlight, sin embargo, creo que ha hecho su victoria  tan única como su propia película.



Predicciones: 

Mejor actor: 
 ¿Quién se lo va a llevar? Es el favorito por algo. Casey Affleck. Una de los aspectos más geniales de Manchester By the Sea es que no es una película de redención. Affleck es un zombie en la mayoría de las escenas y la historia nos va revelando el detrás de su tragedia.  
¿Quién se lo debería llevar? Denzel Washington. 


Mejor actriz:
¿Quién se lo va a llevar? Es probable que Emma Stone aunque no sepa bailar. 
¿Quién se lo debería llevar? Isabelle Huppert (Elle). Para comenzar Elle te deja la misma sensación que uno tiene cuando mira un episodio de Black Mirror y no sabe realmente qué pensar al final, aunque lo que queda claro es que Huppert está impresionante, no sé si la Academia se atreverá a premiar esta clase de rol que tira más para una “antiheroína”. 



 Mejor actor de reparto: 
¿Quién se lo va a llevar y quién debería llevárselo? Mahershala Ali por Moonlight. Una escena hace toda la película y esa escena es la conversación en la sala entre Little, Juan y su esposa. Como Juan, Ali fue esa figura paternal que necesitaba Little en su vida, pero también quien le abrió los ojos sobre la realidad en la que viven. 


 Mejor actriz de reparto:
 ¿Quién se lo va a llevar y quién debería llevárselo? Viola Davis… solo porque es Viola Davis, quien está particularmente brillante en Fences, sin mencionar ni si quiera le prestamos la atención a toda la moqueada le da cuando llora porque es así de impresionante. 



Mejor guión original: 
 ¿Quién se lo va a llevar? Manchester by the Sea
 ¿Quién debería llevárselo? Hell or High Water, una película tan subvalorada que también es un fascinante homenaje a las películas de Westerns. 



 Mejor adaptación: 
¿Quién se lo va a llevar y quién debería llevárselo? Moonlight. Aunque Arrival sea la película más inteligente sobre invasiones extraterrestres, Moonlight toca fibras sensibles porque lidia con prejuicios sobre la raza y la sexualidad sin emergerse en un debate sin sentido. Es de esas películas cuyos interpretes transmiten la carga dramática sin la necesidad de apoyarse en gran dialogo. 



Mejor canción original: City of Star porque realmente jamás vamos a poder librarnos de esa canción. 

 Mejor Película: La La Land. No hay nada que le guste más a la Academia que “homenajearse” a sí misma y La la land es una oda al are. 

 Mejor director: Shazam! Digo, Chazelle. Obvio. Por lo general, quien gana mejor película se lleva también mejor director.

sábado, 18 de febrero de 2017

#Legion: El placer de los ojos

Legion es el mejor estreno del año (ya sé que apenas estamos en febrero), de todas formas, a menos que haya otra serie tan bizarra como espectacular, Legion es lo mejor que le podía pasar a la televisión en mucho tiempo. La serie cuenta la historia de David, quien en los cómics es el hijo del Profesor Xavier de X-Men de quien ha heredado varios de sus poderes, no obstante, en la serie no comparte el mismo universo que el de las películas, podríamos decir que es cuasi independiente, ya que se desarrolla en un tiempo difícil de explicar donde hay una especie de guerra fría entre los mutantes y agencias secretas del gobierno. En el caso de David, sus habilidades lo han llevado a creer que está mentalmente enfermo. 



 El aspecto más destacable de Legion es su composición audiovisual; llena de colores, canciones y simetría cerebral, es por medio de estas extrañas secuencias que conocemos la historia de David de una manera no lineal. Los saltos entre escena y escena llena sirven para reflejarnos la inestabilidad mental de David y el caos en el que vive constantemente debido a las voces y las cosas que ve, pero también nos muestra que David no es un narrador en el que podemos confiar ya que su perspectiva no es subjetiva y está congestionada por sentimientos, entonces, no sabemos que es real y que no lo es. Después de ver el primer episodio completo recién tenemos una idea clara de las dos historias principales de Legion; David va a luchar dos batallas, una interna en donde tendrá que aprender a controlar sus poderes y la otra externa en donde se enfrentará a la “División”, un grupo que quiere controlar y matar a los mutantes. 



 Paralelamente tenemos la clásica historia de amor; dos pacientes, David y Syd, se conocen en un instituto de salud mental, se “enamoran” pero el chico sufre de esquizofrenia y la chica no quiere que la toquen porque al hacerlo intercambia de cuerpo. El chico la besa de todas formas y los dos intercambian cuerpos. La chica desaparece del instituto, el chico la busca y termina secuestrado por la “Division”. Finalmente, la chica salva al chico y le revela que es parte de parte de un grupo de mutantes que están luchando por sobrevivir a una guerra que se avecina. 



Ahora enfoquémonos un poco en lo psicodélico de la serie; audiovisualmente Legion es un placer para los ojos. Las escenas están minuciosamente compuestas por colores. El principal color al cual debemos estar atentos es el rojo ya que este color está siendo asociado con sentimientos negativos que han sucedido en la vida de David. Del mismo modo, “el diablo de los ojos amarillos” aparece a menudo en los recuerdos de David, aunque no se sabe si se trata de una expresión de sus miedos o si existe en realidad. Por su parte, en los momentos más estables de David las escenas son más limpias y con colores más vívidos. Por su parte, en las escenas que David comparte con Syd, la iluminación se centra más en ella y la música de fondo junto a los escenarios donde está la pareja resalta colores como el azul y el amarrillo lo que crea una especie de ilusión óptica. Esto tiene sentido más adelante porque David realmente no conoce a Syd y aun así se ha enamorado de ella, o mejor dicho se enamorado de la ilusión de lo que cree es Syd. 

http://damienchazelle.tumblr.com/post/157257450800/im-insane-you-idiot-this-is-my-delusion


Los colores son importantes no solo por la estética sino también porque existe una psicología del color; los colores evocan sentimientos. Por ejemplo, el rojo es el color de las pasiones; del odio y del amor, de la alegría y del peligro. En Legion, el rojo es usado para advertir de peligro y para resaltar el miedo. Asimismo, antes de que David nos explique que intercambio cuerpos con Syd; toda la composición ya nos advertía lo que había sucedido. En ese sentido, puede parecer que la composición y la edición carecen de una lógica y de un orden, pero emocionalmente hablando tienen mucho sentido y eso es lo que hace extraordinaria a Legion. El primer episodio se desmarca de otras series del mismo género, es original y único en su naturaleza, es un extraño experimento que obviamente confunde pero que al final del episodio se ordena o por lo menos deja ver con cierta claridad el camino dónde está el personaje principal. Legion solo tendrá 8 episodios en su primera temporada por lo que es más que recomendable ya que se no perderá el tiempo en absurdos episodios de rellenos, irá al grano, además, de ser audiovisualmente asombrosa.


martes, 14 de febrero de 2017

El problema del amor de #NewGirl y #Supergirl

Hablemos del amor y del cómo lo que se supone que el que debe ser un plot vital termina convirtiéndose en un gran problema, específicamente en el caso de New Girl y de Supergirl



 El problema repetitivo de New Girl

 Sabemos que Nick y Jess son endgame, así que la pregunta no es cómo van a volver sino cuándo y la respuesta parece ser pronto; tan pronto como puedan deshacerse de Reagan como lo hicieron con Robbie. El final de la quinta temporada ya nos había advertido que New Girl volvería a darle otro chance a Jess y Nick y esta sexta temporada están abriendo el camino para la eventual reunión, pero hay varias razones por las cuales, esta comedia no debería volver a ir por esa dirección otra vez. Robbie y Jess hacían una pareja extraña, tierna pero extraña, y después de varios tropiezos porque rompieron varias veces por las dudas de Jess, hasta que finalmente, una de las historias más tontas en el capitulo los separó definitivamente; son primos. Un WTF total. 



Paralelamente, todos los episodios se están esforzando demasiado en destacar lo mucho que Jess conoce a Nick y lo perfecta que es para él, menoscabando a Reagan. El capitulo titulado "Glue" nos volvió a la tercera temporada, la más débil de la serie porque cuando Jess y Nick estuvieron juntos, Nick se volvió una caricatura de sí mismo y básicamente vimos eso de nuevo en este episodio; Nick comportándose como un niño al que Jess tiene que rescatar y componer, pero como técnicamente ese no es la labor de Jess, pues, con los consejos de Jess, Reagan logró animar a Nick.  Y allí está el error, Reagan y Robbie son personajes geniales que han sido reducidos a un plot device para evidenciar que Jess y Nick necesitan estar juntos, lo que es justo y un total desperdició de Robbie y Reagan. La comedia de New Girl está basado en las situaciones absurdas en las que el grupo se meten pero desde que Cece y Schmitd se casaron, Wiston tiene una novia, pues, pasamos de una Jess adorablemente incomoda a increíblemente patética y a un Nick con un comportamiento tan infantil que antes causaba una gracia y ahora es simplemente es fastidioso. De hecho, las mejores partes de New Girl son cuando Jess y Nick no están en escena o cuando todos están en grupo. 




 Hace un tiempo consideré que Jess era la nueva Ted Mosby, durante toda la serie Ted Mosby estuvo enamorado de Robin del mismo modo en el que Jess está enamorada de Nick. A diferencia de Ted y Robin de How I met your mother, Jess y Nick de New Girl tienen un gran fandom que no pueden esperar al momento en el que regresen, el problema es que luego que New Girl juntara a Nick y Jess por primera vez, por su tercera temporada, su humor se fue en caída libre y curiosamente, la recomposición de New Girl, que estuvo acompañado de una nueva intro, se dio después de la separación de la pareja principal. ¿Por qué se dio esto? Bueno, el enfoque de los guionistas en Nick y Jess como pareja los llevó a sacrificar lo que los hacía especial. Como lo explicaría Barney de HIMYM; Jess y Nick son asombrosos por separados, pero juntos parece que se aniquilaban entre sí esa cosa que los hacía asombrosos. 


 Cabe preguntarse si es que New Girl se está presintiendo que su final está cerca, así que quiere acercarse al punto donde Nick y Reagan rompan lo más pronto posible para que luego algunos de sus compañeros le diga que Nick sigue enamorada de él y entonces regresen. Si es así, no hay problema. como dije Nick y Jess son endgame, pero si no es así, entonces, están por qué traer de vuelta a Megan Fox y por qué repetir volver a entusiasmarnos y desilusionarnos en varios episodios con Jess y Robbie. Lo peor es que incluso la relación de Nick y Reagan está arruinando a Nick y ni si quiera en esa historia esta pareja disfuncional es el centro ya que su cuyo único fin es dejar bien parada solo a Jess. No hay duda que Jess y Nick se quieren, ambos se conocen, viven juntos, pero no necesariamente quien te conoce más es con quien debes quedarte, diversas series nos han confirmado esto, no obstante, está cantado Nick y Jess volverán, lo que queda en incertidumbre es el futuro de New Girl. Si es renovada, tendremos un el "Nick y Jess 2.0" o una nueva versión que no cometa los mismos errores que casi malograron la serie antes, aunque juzgando por lo que estamos viendo, es obvio que obtendremos un "Nick y Jess 2.0". 

El problema repetitivo de Supergirl

 Todos los halagos que recibió Supergirl tras su pase de la CBS a la CW solamente se refieren a la primera parte de la segunda temporada ya que la segunda parte está volviendo a los mismos problemas de la primera temporada. Desde que regresó de su break y a medida que va pasando los episodios comenzamos a ver las grietas que antes eran tapadas por historias como la del ingreso de Superman, la salida del clóset de Alex y el crossover. Mientras que Barry tiene que entrenar a Wally para evitar que Iris sea asesinada a manos de Savitar y Oliver tiene que enfrentarse a sus demonios pasados para enfrentarse a Prometheus, ¿cual es el plot principal de Supergirl? Y no me refiero a su villano, me refiero a su reto. Al final de la temporada, cuál es la moraleja que debe aprender esta superheroína para ser mejor. ¿Alguien sabe? Lo cierto es que la primera parte presentó demasiadas historias; de hecho, todos los personajes tenía un trama independiente de Supergirl excepto ella misma; pero ninguna de las historias parece guardar relación entre sí. Justo cuando parecía que Supergirl iba a tener una historia propia vuelve a estar inmersa en el mismo problema de la primera temporada; Mon El es otro más en la larga lista de hombres que se enamora de Supergirl y de nuevo, Kara es reducida nuevamente a solo un interés amoroso pese a ser la protagonista de la serie.

http://samsgroves.tumblr.com/post/156704771555/motorcyclegirlfriends-how-lonely-must-it-be-to

Aunque inicialmente, parecía que Mon El sería un discípulo de Kara, en el midseason finale, Mon El reveló que sentía algo por ella, razón por la cual quiere ser un héroe y ahora Kara está pensando si debería tener algo con él, lo que es contradictorio porque Kara dejó a James en el primer episodio de la nueva temporada bajo la excusa de concentrarse en ser heroína. De todas formas, realmente esto no es una sorpresa puesto que el talón de Aquiles de los productores de las de series de la DC es darle una historia interesante para un personaje fuerte femenino que no involucre el plano sentimental. Hasta el momento, Sara Lance es la única en la actualidad que tiene un plot que no gira al rededor de su vida amorosa. Buddy Tv realizó un articulo titulado "Por qué Kara necesita mantenerse soltera" y entre sus puntos están que la falta de drama sentimental por parte de Kara significa más tiempo en otras historias como la de Alex, la de James y la de J'onn, recordando que la primera temporada estuvo acaparada por el incomodo triangulo amoroso entre Kara-James-Lucy y cada chico que pasaba por la vida de Kara, pues, se enamoraba de ella. A este punto hay que agregarle un comentario en Facebook que resume el problema actual de Supergirl; "la serie está comenzando a convertirse en otro Dawson's Creek/OTH, el show está menos enfocado en Supergirl y más en las relaciones". Recordemos que Arrow comenzó a venirse abajo el momento en el que los productores decidieron hacer canon a Olicity y centrándose solo en ellos más que en el propio trama. El fanservices es necesario, pero tiene que ser sutil como un guiño, pues, al colocar a Olicty como el plot principal de Arrow pasamos de una serie de acción a una serie melodramática. En ese sentido, Supergirl se está cerca más cerca de Arrow que de The Flash o Legends of Tomorrow hasta incluso podemos decir que Kara is the new Oliver, Mon El is the new Felicity, Karamel is the New Olicity y James the new Laurel.  Otro punto controversial de la temporada es el hecho que James se haya convertido en el "héroe" denominado The Guardian y es que al no seguir con Kara, tenían que darle una historia, aunque no llame la atención en lo absoluto, pero esto no es Supergirl y sus amigos, es Supergirl y hasta el momento, Supergirl parece estar siendo relegada a un segundo plano mientras todos intentan ser héroes.



 Fuera de la guerra de fandoms, los problemas de New Girl y Supergirl más que con el amor, tienen más que ver con el guión en el plano amoroso y el uso de personajes como plot device.  El amor es una prioridad en las series, pero siempre he creído que para que una historia funcione necesita ser orgánica, lamentablemente, aunque lo de Mon El/Kara y Jess/Nick esté planeado desde el principio de las temporada, se siente impuesto a costa de la propia historia de Kara, por un lado, y por el otro, a costa de dos personajes secundarios que tenían un potencial de ser algo más que una simple excusa para regresar a la pareja principal.

sábado, 4 de febrero de 2017

¿Qué tienen en común #Awake y #Frequency?

Fequency fue una de las pocas series nuevas de la CW que logró captar mi atención, principalmente, porque se basaba en una película cuya propuesta era extraña lo que la hacía llamativa pues se trataba de la historia de un padre que se comunica con su hijo en el futuro mediante una radio. La CW decidió cambiar de genero al hijo, ahora era Raimy Sullivan (Peyton List) quien se comunica por medio de una radio con su padre Frank (Riley Smith) a quien no pudo conocer porque murió cuando trabajaba como policía en cubierto en los 90's. La serie se insertarse más en el ámbito procedimental, ya que este fenómeno inexplicable permite que Raimy salve a Frank y cambie la realidad, pero en esta nueva realidad, la madre de Raimy, Julie, termina siendo asesinada por el asesino de Nightingale, lo que lleva a padre e hija a trabajar juntos para evitar que esto suceda. De modo que tenemos dos historias, una se desarrollaba en los 90's y en el 2016 y para diferenciar estos tiempos, había un tono más vintage en el pasado. La química entre los protagonistas, quienes la mayoría del tiempo solo hablaban por radio, era uno de los puntos más destacables de los episodios, pues, pasamos de la incomodidad a casi una relación basada en la admiración paternal. En ese sentido, la composición y la historia era suficientemente raro como para darle un chance y el primer capítulo, si bien no era perfecto, lograba su cometido de engancharte y te invitaba a ver el siguiente capítulo, un ritmo que continuó hasta el cuarto episodio, ya que a partir de entonces, sin ver la película, era fácilmente adivinar los siguientes pasos, la serie se volvió repetitiva y los pocos troopers que se quedaron hasta el final, bueno, digamos que son los que en realidad merecen todo el crédito. ¿Pero por qué Frequency no funcionó? 



 El potencial se desgastó demasiado rápido 

¿Recuerdan a Awake? Se trataba de una serie donde el detective Michael Britten (Jason Isaacs) vivía dos realidades tras un accidente vehicular, en una realidad su hijo vivía mientras su esposa no y en la otra, su esposa era la sobreviviente y su hijo no, entonces, el pobre hombre no sabía cual era la verdad. Awake también fue un trama policial y para resolver los casos, Britten se apoyaba en ambas realidades. ¿Cuál fue el problema de Awake? Pese a que las dos realidades se diferenciaban por los tonos, verde y rojo, se volvió confusa muy rápidamente. Uno realmente tenía que prestar atención completamente a los detalles ya que los personajes de una realidad se presentaban en la otra, con diferente historia por supuesto, pero igual aun llevando una lista de qué personaje pertenece a tal realidad, en algún momento, el espectador se perdía con demasiada información. 



 Frequency tiene un problema similar, los personajes del pasado eran parte del presente - con un maquillaje no muy natural que digamos - y sus historias iban cambiando porque Frank y Raimy cambiaban la historia continuamente. A esto hay que sumarle que cada vez que cambiaban la realidad del presente, Raimy tenía las memorias de este cambio y si ella terminaba media mareada, también el espectador. Podemos considerar que ambas series, Frequency y Awake, son procedimentales con elementos fantásticos de realidades paralelas y eso era lo que las hacía especial pero al mismo tiempo era su talón de Aquiles, pues, desgastaron rápidamente ese potencial; esa cosa rara que llamaba la atención no daba para más de 10 capítulos. En Awake, el protagonista descubre una conspiración que es la razón por la cuál está atrapado en dos realidades, pero esta conspiración pudo haber sido fácilmente ejecutada en solo 8 episodios y no en los 13 que tuvo en donde la historia se fue alargando, por lo que terminó por perder a gran parte de su audiencia. Por su lado, aunque suene increíble, los 13 episodios de Frequency fueron demasiados para su historia porque el único objetivo de la serie era que Raimy rescate a su madre y recupere su vida. Entonces, fácilmente pudo ahorrarse un par de historias innecesarias (como el triangulo amoroso de Raymi y el enemigo de Frank). Netflix ya ha probado que puedes contar una buena historia con solo 8 episodios, lo ha hecho con Stranger Things y The OA, y si le quitamos un par de tramas de más a Frequency, 8 episodios hubiera sido más que suficiente. 



Un final con un cliffhangher 

Lo que más me frustra de Frequency es que tenía que haberse dado cuenta que no estaba funcionando, el rating no lo ayudaba, Frequency no destacaba en ninguna página web especializada, y pese a esto, decidieron acabar con un cliffhanger, un cliffhanger melancólico, pero igual un cliffhanger. Después de descubrir quien es el verdadero asesino, Frank logra salvar a su familia y en el 2016, Raimy se encuentra con su madre en su fiesta de compromiso. En los segundos finales, el asesino aparece en la puerta de la casa como vigilando, quizás, esperando el momento ideal para atacar. 



 Mi problema con el final es que volvemos al mismo lugar del primer episodio, solo que con un asesino al asecho, Raimy es "obtiene" lo que quiere y Frank igual muere en un accidente de tránsito y no llega a ver a su hija comprometida y feliz (bueno, lo feliz que Raimy puede ser). Lo peor es que no solo es un final injusto, porque el corazón de la serie es la relación padre e hija y no es una relación que hemos visto en el presente, sino que no hay resolución en lo absoluto. Frequency es una adaptación de una película y supo retratar bien la dinámica padre e hija, así que no entiendo por qué no calcar el final de la película donde todos son felices con Frank en el presente. Más que una serie, Frencuency debió ser una miniserie, su historia no daba para varias temporada, vamos, ni si quiera dio para 13 episodios. Finalmente, creo que la lección más importante es que si sabes que lo más probable es que te vayan a cancelar, cierra tu maldita historia bien, nada de cliffhanger.