martes, 21 de junio de 2016

#OITNB: Intenso, oscuro y traumático



No voy a mentir, la tercera temporada de Orange is the new black fue muy débil, así que no tenía muchas expectativas con la nueva entrega. Según los medios especializados, el regreso de OITNB era intenso y oscuro; y hay que admitirlo son dos palabras exactas que describen  en su cabalidad la cuarta temporada. Esta serie siempre ha producido una ruleta rusa de emociones que nacen de la tragedia de los personajes, pero en general, es un show que tiene como centro las malas decisiones y el mal tiempo, exponiendo de manera cruel la vida en prisión.

 Y en esta oportunidad, Orange is the new black ha vuelto más brutal que nunca…

La batalla de las razas

El racismo fue el protagonista de esta temporada. Literalmente, fue la semilla en la mayoría de la historia y las ramificaciones continuarán incluso después del season finale, aquí un rápido resumen de lo principal de OITNB:

Piper, de protagonista a antagonista. Luego de la tercera temporada en donde Piper elaboró un negocio muy asqueroso y cuestionable, el ego se le subió a la cabeza y en un afan de cuidar su "reputación" prendió la mecha que comenzó una guerra de raza entre afromaericanas, latinas y blancas. Hasta por lo menos la mitad de la temporada, Piper sigue siendo la villana molestosa que amamos odia pero luego que las latinas encabezadas por Ruiz le queman el brazo para tautarla con una esvástica, la antipatía baja de nivel. Digamos que no es algo que se merecía, pero ciertamente es algo que se buscó. Al final de la temporada, nos quedamos con una semi normal Piper que ha reiniciado su tormentosa y condenada relación con Alex.

Alex y Lolly: La paranoica de Loly mató al sicario de Kubra que intentaba matar a Alex. Con ayuda de Frida, ambas logran descuartizar el cuerpo y enterrarlo en el jardín (En una escena demasiado gráfica que Dexter estaría orgullo). A Alex le carcomía por dentro guardar el secreto del asesinato, pero al mismo tiempo tenía que ciudar que la inestabilidad mental de Lolly no la lleve a confesar lo que hicieron, aunque eventualmente lo hace y Lolly termina en el pabellón psiquiatrico y Alex tiene que volver a cargar el peso de haber asesinado a alguien.

Caputo is the new dick: El infierno está lleno de buenas intensiones y Caputo es la mejor prueba de ello, pese a que desea cambiar las cosas y hacer una cárcel más comoda para las reas, la burocracia se lo impide, lo que lo lleva a tomar decisiones terribles. De hecho, todas las cosas malas que sucedieron en la temporada nacieron de las decisiones de Caputo ya que fue él quien contrato al desalmado de Piscatella y fue él quien puso en aislamiento a Sophia pese a que ella no había hecho nada realmente. Es difícil sentir algún tipo de compasión por este hombre ya que se deja manipular por su novia. También hay que responsabilizar a la compañía que ve en a la cárcel como un negocio y solo piensa cómo reducir costos sin importar lo que suceda con las presas.

 Ruiz vs. Piper



Ruiz is the new Vee: Así como en la segunda temporada tuvimos a Vee y fuimos testigos de cómo terminó por dominar toda la cárcel, al menos temporalmente, esta vez Ruiz se convirtió en "abeja reina" de las latinas y  logró capitalizar a su mayoría para convertirse en las dueñas de la cárcel, aunque el dominio es más estratégico y diplomático, lo que sea para poder llevar el negocio en paz de la venta de drogas y llevar la fiesta en paz luego de marcar a Piper de por vida.

Los guardias son los nuevos Pornstaches: Si pensamos que Pornstache era lo peor que podía sucederle a la cárcel, Piscatella vino a desafiar la definición de crueldad. Para él, las mujeres en la cárcel no deben tener ningún tipo de derecho ni beneficio porque el simple hecho de estar en la cárcel y obviamente, el nuevo grupo de guardias sigue el ejemplo del jefe denigrando a las reas de la peor manera.


Judy King: Esta mujer es la representación del "privilegio blanco". Para comenzar, solo porque es famosa y rica, obtiene beneficios por lo que podría decir en adelante. La única razón por la que no cae mal es por esa actitud y ese carisma que le sirve para voltear las adversidades. Por ejemplo, cuando se da a conocer sobre un video que hizo en los 80 que la hace quedar como una racista, se toma una foto con Cindy, quien es afromericana, para intentar cambiar su imagen y lo consigue. 



El evento traumático que cambiará todo

Dándole un giro de 180 grados a los enfrentamientos entre sí, las mujeres intentarían unir fuerzas en contra de un enemigo en común; Piscatella, cuya dictadura creaba un ambiente lleno de tensión cual bomba con cronometro que podría reventar en cualquier momento. Para mala suerte, lo que sucedió después no solo cambiará el rubro de la serie sino que hace que uno olvide el resto de historias importantes como el regreso de Nicky, el flashback de Crazy Eyes, la violación de Dogde y la privatización de la cárcel; la muerte de Poussey  quedará marcada en la historia de Netflix. La morena fue accidentalmente asfixiada por un guardia en medio de una protesta pacífica y aunque esto accidental en el marco narrativo, se da en un contexto en el que la comunidad negra ha tenido que lidiar con brutalidad policial, la comunidad LGTB acaba de sufrir la tragedia de Orlando, y en el ámbito televisivo, el síndrome de la lesbiana muerta sigue en el ojo de la tormenta.


 A  esto hay que sumarle que Poussey es uno de los personajes más queridos de la serie.

Pese a que OITNB ha tenido su cuota de controversia desde su estreno, ya que ha sido una ventana increíblemente realista del drama en la vida de cárcel, también ha sabido abordar temas difíciles como la drogadicción, el homosexualismo, la humillación, la depresión, pero la escena de la muerte de Poussey no solo se siente auténtica sino que toca fibras sensibles de varias problemáticas actuales.  En los últimos minutos de la temporada, nos regala un dialogo que bien parece haber sido sacado de la realidad, "Ni si quiera dijeron su nombre" dijo Taystee luego que Caputo brindó una declaración oficial sobre la muerte en esta prisión en la que no mencionó el nombre de Poussey Washingtohn. "Ni si quiera dijeron su nombre" así como varios medios conservadores no brindaron detalles sobre la identidad de las víctimas de Orlando. 


http://aniskyvalker.tumblr.com/post/146246532990/as-many-of-you-are-aware-we-suffered-a-terrible

El último episodio de la serie mostró parte del pasado de Baxter quien fue arrestado por entrar a propiedad privada y posesión de marihuana y ya muchos han interpretado que esta es una forma de limpiarle la cara al el guardia responsable de la muerte de Poussey, aunque yo creo que solo se trataba de un flashback como los que normalmente nos muestra OITNB, no para justificar, sino para darnos un insight en la vida de uno de los personajes.
 
 Baxter Bayley
La empresa detrás de la prisión quiso convertir a Baxter en un villano,  Caputo estaba en contra y por eso, solo dijo que habría una investigación sobre todo el incidente que terminó con la muerte de una reclusa,  por supuesto y con razón, esto causó la completa indigación de Tay y de las presas, llevando a una revolución en la cárcel. En los segundos finales, Yara agarra el arma que uno de los guardias había metido de contrabando - para "cuidarse" de las presas - y todo indica que lo usará en su contra. ¿Qué sucederá después? En el 2017 sabremos la respuesta.

 Tremendo cliffhanger

Con la historia la infortunada muerte de Poussey nos quedamos en ascuas y lo sucedido es tan inquietante que deja en un segundo plano los amoríos y las rencillas en el cárcel, pero también ha causado una nueva ola de indignación. Considerando que OITNB es alabado por su representatividad y su diversidad, el "matar a Poussey"  no ha sido caído muy bien que digamos ni en la comunidad LGTB ni en los fans de este adorable personaje, teniendo en cuenta que Poussey parecía haber encontrado la felicidad esta temporada. No obstante, habría que recordar que  esta serie también reconocida también por su tragicomedia (el mismo nombre lo dice: una comedia que nace de una tragedia), pero hay que ser sinceros, la cuarta temporada también ha sido fuerte, muy "trigger" (algo que desencadena una reacción negativa a quien ha experimentado un evento traumático), muy oscura e intensamente doloroso.


Como para alejarnos un poco de tanto drama, OITNB liberó la publicidad "Naranja es el nuevo negro" en donde la mejor villana de las novelas mexicanas, Soraya, es una reclusa más en Litchfield.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario