lunes, 11 de mayo de 2015

#GraceandFrankie, una comedia imperfecta pero con Jane Fonda y Lily Tomlin

Jane Fonda y Lily Tomlin son Grace and Frankie en la reciente serie estrenada por Netflix, cuya premisa parece sacada de una comedia romántica pero que se centra más en los daños colaterales que en la pareja protagonista. Después de 40 años de matrimonio, Robert y Saul interpretados magistralmente por Martin Sheen y Sam Waterston, deciden separarse y divorciarse de sus respectivas esposas para formalizar su relación. Por supuesto, esto no le cae nada bien a Grace y Frankie, quienes se ven obligadas a lidiar con toda esta situación en una suerte complicidad solidaria.


Reunidas otra vez 35 años después: Jane Fonda y Lily Tomlin 

Grace y Frankie, la vida continúa a los 70

Obviamente, Grace and Frankie no es una comedia para todo el mundo, no solo porque está protagonizado por un elenco mayor sino que cuenta con un humor negro muy fino gracias a que está escrito por Marta Kaufman, una de las responsables del fenómeno de Friends, y Howard J. Morris de According to Jim.  En términos televisivos, Grace and Frankie bien podría ser la versión moderna de Odd Couple con una “controladora over the top” Jane Fonda y con la feliz “espíritu libre” Lily Tomlin, un bizarro dúo que se ve obligado a convivir juntos luego de la revelación de que sus esposos admiten su aventura extramatrimonial.

Fuente: Grace and Frankie Tumblr.

Aquí la gracia radica más en las peculiaridades de los personajes e incluso hay un momento en donde te puede molestar la actitud de la estilizada Grace y la hippie Frankie, también es criticable el comportamiento de los hijos ante la revelación de la opción sexual de sus padres y su lucha por entender ese amor, pero al final de día, es la química del elenco y  la ridiculez de cada situación en los que se ven involucrados lo que hará que sonrías.

Elenco de Lujo.

Algunas de las bromas pueden sonar ofensivas e incluso incomodas puesto que tienen como punto de eje a dos hombres “viejos” homosexuales o a la cruda vejes – la gente no está acostumbrada a ver viejitos hablando de su vida sexual o decir fuck o shit, pese a que es hilarante-  pero siempre hay que tomar en cuenta que la clave es la sátira. Es una comedia, no debería tomarse en serio pese a que tiene momentos de drama.

Grace y Frankie sorpresivamente no es solo Fonda y Tomlin

Cuando tienes de protagonistas a dos diosas de la actuación como lo son Jane Fonda y  Lily Tomlin, es muy probable que se roben el show - es su show después de todo - por eso tener personalidades como Sheen y Waterston es importante. La historia de Saul y Robert tiene que ser una de las más tiernas y románticas si dejas de lado el hecho que engañaron a sus mujeres por más de 3 décadas. De todas formas, vale la pena destacar que la representación de la comunidad LGTB no solo se tiene que limitar a adultos de 20 a 50 años, sino que también puede centrarse en jóvenes mayores de 70 de una manera positiva y para nada forzada.  

#LoveisLove

Por otro lado, me sorprendió mucho ver a June Diane Raphael como Brianna, la hija mayor de Grace que tiene una de las personalidades más crueles y originales que he visto en televisión y logra robarse varias escenas incluso con la presencia de Fonda y Tomlyn, lo que debe ser un doble merito.



It's Brianna, bitch...


Entonces, aunque Grace and Frankie no es una comedia perfecta, no es la peor comedia del año y es más es una de las series que quizás nunca saldría al aire en un canal convencional. Una vez más, Netflix decide hacer lo opuesto a varios medios: no apostarle a lo seguro y con Grace and Frankie arriesgaron más de lo necesario, pero ganaron de nuevo porque no solo es un producto diferente, sino que cuenta con un elenco que causa envidia encabezado por Fonda y Tomlin, un guión que si bien no les gustará a todos, tiene como centro la extraña amistad de dos mujeres mayores y la moraleja bien puesta que la vida tampoco termina a los 70, incluso aunque tu esposo te deje por otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario