domingo, 5 de mayo de 2013

La burbuja serial



Llegó mayo, algunas series ya acabaron su temporada y otras están por terminar, sin embargo, su futuro sigue en la completa incertidumbre, pues aun no son renovados ni oficialmente cancelados. Y es que los directivos están esperando hasta el último momento para decidir la fe de ciertos programitas, dependiendo de los resultados de sus otros proyectos. Este año, las comedias parecen estar atrapadas en la dichosa burbuja de la duda, y hay un gran chance que algunos no logren sobrevivir.


Uno de estos shows será cancelado…


Hay que tener un poco de fe


La sorpresa grata del año pasado, en cuando a renovación se refiere, fue Fringe, una serie que alteraba a sus fanáticos cada vez que llegaba a su final de temporada, ya que debido a su bizarría parecía improbable que regresaría. No obstante, al parecer los ejecutivos de Fox tenían su corazoncito  y nos regalaron más temporadas de las que merecían. Seamos honestos, si no hay rating, no hay plata. Por eso, la renovación de Fringe es un milagro.


Fringe, el placer culposo que conquistó a los ejecutivos de Fox


Otro que gozó de un enorme cariño de los ejecutivos y que cada año era salvado gracias a la campaña de E!, “Salva un show”, fue Chuck. El rey de los reyes no era precisamente rentable para la NBC pero era demasiado popular como para dejarlo sin un final. La quinta y última temporada de Chuck fue anunciado por el canal antes de que se iniciara una nueva campaña. 
 

Chuck le debe la vida a la famosa campaña "Salva un show" de E!.

Cuando una serie se cierra, le abre las puertas a otra

Así es. No es algo nuevo, ni insensible. Muchas veces la fe de un show depende del éxito o el entierro de otro. Por ejemplo, en el 2010, la ABC sólo tenía espacio en su programación para un drama de ciencia ficción: tenía que elegir entre el remake de “V” y “Flashforward”, pese a que los dos tenían los ratings por los suelos y una no muy buena popularidad, el canal del abecedario le dio una segunda temporada a V. No funcionó muy bien que digamos.


Flashforward, aun te extraño


Este año, ABC canceló Happy Endings, lo cual no le cayó muy bien a los seguidores de esta comedia irreverente. Tratando de aprovechar la desesperación, el canal inicio una campaña para salvar “Happy Endings” sin siquiera avisarle a las estrellas del show. Aunque eso no quiera decir que nos despidamos de Happy Endings, ya que hay rumores que USA ha expresado interés en el programa. Ahora, irse de un canal a otro no es nada de otro mundo, el año pasado TBS salvó a Cougar Town de una cancelación segura y no sólo le otorgó una temporada más, acaba de renovarla para una nueva. 


Porque TBS sí supo apreciar el “frikismo” de Cougar Town.


Oh, Netflix…


Para quienes no sepan Netflix es una plataforma de video que ofrece en streaming películas y series de televisión, pero (y al mismo estilo en que Rachel Berry le dijo a Quinn Fabray) es “mucho más que solo eso”. Netflix se ha convertido en el restaurador y revividor de series. Cuando pensábamos que Arrested Development había muerto, resultó que nada más estaba en un estado comatoso y Netflix lo despertó otorgándole una cuarta temporada que sólo se verá por esta web. Pero Arrested Development no sería el único ave fénix televisivo en resucitar. 


No estaba muerto, sólo estaba esperando a Netflix


La serie de culto, Jericho, “muerta” desde el 2008 gracias a la CBS, podría recibir el “levantate, Lazaro” de Netflix, según los rumores en las redes sociales, algo que haría muy felices a su larga data de fan y es que Netflix se ha convertido en el último recurso para las series moribundas con cifras en rojo que gozan de gran popularidad. 


Oh, por favor, Netflix di que sí, sólo di que sí…

Milagros televisivos


Son pocos pero suceden. Sólo este año, Drop Dead Diva pasó de ser cancelada a ser renovada, por lo tanto, series atrapadas en la burbuja de la incertidumbre como Go On, Carries Diaries, Happy Ending, Community, Revenge, Body of Proof… aun tienen un chance de sobrevivir y si mueren, siempre pueden retornar. Sucede en la vida real, sucede en la televisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario